lunes, 6 de octubre de 2008

DE DIOS Y SUS CASTIGOS, SIENDO LA BUROCRACIA UNO DE ELLOS.

Castejón, tras el incendio. Monte negro y mudo.

He estado largo rato escribiendo, pero no me gusta lo que ha salido, así que lo dejamos para el fin de semana, que nos visita menos gente.

No puedo resistirme a difundir la santa voz del santo padre, quien hoy ha indicado que “los pueblos ateos serán castigados por Dios”. Mejor que no lo diga muy alto, pues ya se sabe que esos ateos acostumbran a pecar en distintas facetas del ser, y quién sabe si no van a coger gustillo al castigo, los muy viciosos.

El Servicio Provincial de Zaragoza ha estimado oportuno no pagarme septiembre hasta el mes próximo, así que durante octubre me alimentaré por medio de fotosíntesis, y no gastaré ni en pensamientos. Autótrofo, la soledad ya incluso alimenticia. La burocracia todo lo puede.

Una agradable sorpresa para acabar. Cuando las teclas de Jaime están en huelga indefinida, el inicio de curso es costoso, la ciudad horrible, …, mantener vivo este cacharro resulta complicado muchos días. A pesar de todo, y no sé por qué, siento la necesidad de seguir escribiendo. Y con estas dificultades a cuestas, llega hoy un comentario de Pilar, una señora a la que di clase de gerontogimnasia hace cinco años en Huesca, que dice que me ha encontrado buscando información sobre Pirineo de Boj, de Enrique Satué, que se alegra de haber llegado hasta aquí, y que le gustaría saber de mi vida. Me pregunta también si me acuerdo de esas clases…; cómo no me voy a acordar de esas clases, de ellas, y de Huesca.

4 comentarios:

Pablo C.L dijo...

Me alegra ver que en tus últimos post las fotos son de paisajes, bien bonitos por cierto, aunque a la vez me da rabia no haber podido contemplar esos atardeceres. Veo que la naturaleza te inspira y que el blog lleva un buen ritmo.

Además como suele pasar cuando las cosas se hacen muchas veces, aquí los post no pierden la calidad y el interés que siempre han tenido.

Un abrazo

Anonymous dijo...

Hola Hermano.

Lo único que aquí no tenemos son siestas con h, pero las normales tmbién sientan bien. La h da comodidad al colchón, pero te deja amodorrado al depertar.

Los paisajes...ellos siempre están ahí para inspirar y ser admirados. Ya sabes que podías haberlos disfrutado también.

Gracias por tu visita y comentario y un abrazo.
José Luis.

Joselu dijo...

A veces cuenta mantener un blog, pero hay algo magnético que nos lleva a continuar. El tuyo o el vuestro -no lo sé muy bien- rezuma sensibilidad. Un cordial saludo.

Anonymous dijo...

Hola Joselu.

Gracias también a ti por tu comentario. El blog dejémoslo en un plural de cortesía, esperando que pronto desaparezca tal cortesía. Mi compañero ha sufrido un extraño problema por el cual la crisis no le ha afectado al bolsillo, sino a la faceta escritora, pero le estamos intentando curar. Escribir es Vivir.

Seguiremos escribiendo magnéticamente.

Un saludo.
José Luis (por cierto, dejo aquí una "a" que se me perdió de un "también", no vaya a pensar alguien que escribimos en infernal código sms.

Publicar un comentario