lunes, 8 de septiembre de 2008

DE CANCIONES, BLOG (S), Y PRIMEROS DÍAS.

Esta dedicatoria se la dedico a Jaime (para que le duela la conciencia)


Mi antiguo amigo Jaime actúa temporalmente como autor intelectual del blog. Acabamos de compartir telefónicamente unos párrafos de la Canción "Hay una Cruz en el Saso". Esta canción me la recomendó el sábado un tipo en una boda señalando algo así como "con las ideas tan extrañas que parece tienes en la cabeza, seguro que esta canción te gustará":

Hay una cruz en El Saso
donde los mastines aúllan soledad,
donde cada noche enciendo el fuego pa' cenar
migas, uva y vino por los que se han ido.
Yo maldigo la ciudad.
"Padre, que el pueblo ya no es pa' vivir,
venga con nosotros a Madrid..."
Así me hablan mis hijos pero yo me quedo,
y aquí he de morir.

Hace poco leí en el estupendo blog de un Profesor en la Secundaria sobre el día de inicio de curso en que conoció a su compañero de departamento de lengua. Resultó que ambos compartían la afición de escribir en un blog sobre asuntos literarios y escolares, lo que supuso una magnífica manera para ambos de comenzar su trabajo compartido. Me llamó la atención esa percepción positiva del blog. Este profesor lo considera como una gran herramienta y como una evidencia de una inquietud y un interés de los docentes hacia su trabajo. Algo bueno, en definitiva. Qué mejor tarjeta de presentación de su compañero que un buen blog, decía. Y me llamó la atención porque frecuentemente oigo voces de compañeros que se extrañan porque alguien escriba sobre sus cosas y la escuela, no lo entienden, y lo consideran como una especie de chismorreo electrónico. En este caso, y asi lo hemos hecho muchas veces, el blog se convierte en algo clandestino, que ha de esconderse, y que ha de permanecer semi oculto.

Hoy ha sido el primer día en la escuela con los niños. Soy tutor del aula de los niños con mayor autonomía. Son niños que pueden trabajar elementos curriculares ordinarios, y que presentan un elevado grado de autonomía, comunicación, motricidad, etc. Con ellos estaré siete horas a la semana. Otras dieciséis horas dedicaré a las dos horas semanales de EF de cada una de las ocho aulas. Una de piscina y otra ordinaria.

Este mes, como ejemplo del gran ambiente de sentido común que reina en el centro, sólo estoy con mi clase, y las horas de EF las dedicaré a estar con la tutora de cada grupo conociendo a los alumnos y el trabajo que hacen en el aula. Ya he aprendido que en educación especial conocer a los alumnos tiene un sentido muy profundo.

Hoy he estado en la primera de las clases con la tutora. Y ha sido difícil. Simplemente el estar. Me he dado cuenta que los pocos esfuerzos que haya podido hacer estos años en mi trabajo son una auténtica birria comparados con la labor, el entusiasmo, y la dedicación que se ha de invertir aquí cada minuto.

5 comentarios:

laMima dijo...

Completamente de acuerdo con la apreciación del profesor que comentas: vuestros blog son una muestra de inquietud e interés por vuestro trabajo y eso me reconcilia con muuuuchas malas experiencias con docentes, que hay actitudes en algunos que deberían avergonzar. Que estamos hablando de algo muy importante: la educación y hay quien no se la toma demasiado en serio.
En cuanto a eso de que un blog es "chismorreo de red" ya sabes que de todo hay en botica, pero evidentemente no es el caso. Te aseguro que yo, de momento y cruzo los dedos, solo he recibido información, cariño y apoyo en estos dos años.
En cuanto a la experiencia de la clase...tu último párrafo me ha emocionado.

Anonymous dijo...

Seguro que lo haces bien ( a pesar de lo raro, o diferente que puedas parecer) yo se que tu te implicas mucho en tus tareas y sobre todo con los alumnos, espero que empieces con buen pie y seas más feliz que en Peñarroya.
Un saludo
Soraya

Anonymous dijo...

Hola Lamima.

Un maestro catalan, compañero de Jaime, creo que hizo un intento de que se reconociera su blog como una actividad de formación o algo similar, y creo que le mandaron a paseo en el departamento correspondiente. Y su blog es una maravilla de forma y contenido; doy fe. Jaime, ¿das fe también?

En la Facultad se nombra el diario del maestro como una herramienta útil de autoreflexión sobre la práctica docente, y en el caso del blog se añade la riqueza de los comentarios externos, y su carácter público, que ejerce de motivación para escribir cuando hay poco tiempo o ideas.

Sobre el ultimo párrafo, lo reitero con mas energía aún. Aquí la individualización adquiere su grado máximo, y los niños "gastan" actividades a una velocidad de vertigo; además de las atenciones que requieren para mil cosas. De verdad digo que me parece no haber trabajado nada estos años cuando veo la implicación presente en la escuela.

Soraya...qué sorpresa (agradable). Raro, diferente,...ya imaginarás que soy feliz con esa imagen en los tiempos que corren. Eso del buen pie es algo que he tenido muy presente estas semanas. A la escuela de Peñarroya llegué con sueño el primer día. Pero en lo importante me sentí contento y feliz. Ya echo de menos muchas cosas.

Espero que te vaya bien por tu nuevo colegio. Y espero seguir compartiendo cosas de la escuela por aquí.

Tres abrazos para cada una.
José Luis.

Anibas dijo...

Hola.

Esta canción yo la conocía por el grupo zaragozano Mallacan. Me ha llevado días acordarme del nombre del grupo.

Por lo que refiere a tu ¿antiguo amigo?, no entiendo que os pasa.

Un saludo.

Anonymous dijo...

Hola Sabina, perdón, Anibas.

Mallacan o los otros, ahí está la letra señalando los sentimientos que me corren por las entrañas y que me amargan la existencia.

Sobre mi antiguo amigo...fue a comprar sardinas y nunca más volvió. Confío en que los de la pescadería lo devuelvan.

Buen día.
José Luis.

Publicar un comentario