sábado, 7 de julio de 2007

CONCIENCIA PERDIDA.


Además de ser tan bonita, esta rana común tendrá, sin duda, un comportamiento más digno, coherente, y cabal, que el tristemente presentado por mí estos días. Oposiciones lo llaman.

5 comentarios:

lamima dijo...

Ay, me parece que te das demasiado mal con esto...¿o no?, un día me explicarás.

Anonymous dijo...

Hola Lamima.

Gracias por tu "Ay,...".

Seguramente me suelen preocupar cosas asumidas y aceptadas por casi todo el mundo. Supongo que esto no es bueno.

Llevo unos días que ya no sé qué está bien o mal, o qué es normal o inaceptable. No sé por qué cosas merece la pena luchar. O cómo hacerlo.

Siempre me refugiaba, en última instancia, en ser consecuente conmigo mismo, en intentar ser coherente con mis principios,..., y ahora ni eso. Y esto me hace sentir muy mal.

¿La importancia?. No sé, todos seguiremos vivos (espero), lo que está bien o mal seguirá de modo parecido, los pájaros seguirán volando, las oposiciones seguirán siendo desastrosas, etc., pero...no me gusta ser partícipe de algo tan contrario a mis ideas (que por otra parte, no sé de dónde demonios han salido).

Saludos agradecidos.
José Luis.

lamima dijo...

Creo que te entiendo, no creas; yo también sé algo de eso. La coherencia es un reto.
Por cierto, ¡que ranica mas maja!

Julia dijo...

Ánimo en esta vida no se puede tirar la toalla, la tenemos que sudar al máximo aunque sea con esfuerzos que no nos gusten; a otros no les da ni tiempo de empaparla;que paseis bloggeros buenas y merecidas vacaciones, Un saludo Julia.

Anonymous dijo...

Hola Julia.

No te apures, que tenemos toallas de sobra.

Gracias por tus palabras, e igualmente buen verano.

Un saludo.
José Luis.

Publicar un comentario