lunes, 16 de mayo de 2011

SENTADO SIN PALABRAS.

Dentro de unas pocas horas salgo con tres decenas y pico de niños hacia un lugar bien lejano. Allí, en ese invento tan extraordinario llamado CRIET, pasaremos la semana. Mientras repasaba los papeles que no debo olvidar y la lista de alumnos, me he detenido un momento a pensar en la responsabilidad que significa acompañar a tal cantidad de humanos jóvenes y en lo poco que reparaba hace cinco años en estos detalles. El alejamiento de la juventud aprovecha cualquier resquicio para mostrarse.

Últimamente las ideas para escribir, aún siendo recién nacidas, aparecen lentas y cansadas. Lo único que últimamente surge con facilidad es la necesidad de estar rodeado de naturaleza y subir a lugares altos donde sentarme y observar. Les dejo con esta sensación en forma de dos imágenes.



Que tengan una buena semana, especialmente si suelen sonreír y saludar con alegría a quien se cruza con ustedes.

3 comentarios:

Fernando Justicia dijo...

Pocas cosas son tan agradables como tener la conciencia del aqui y ahora. Ser consciente de lo que te rodea como para sentarte y observar.
El final de la entrada es toda una declaración de intenciones. "Sonreir y saludar", que buena recomendación.

Que pases buena semana y ojalá los chicos te dejen contemplar estampas magníficas como las que pones en la entrada.

Joselu dijo...

Mi sonrisa suele ser interior. Yo voy a hacer un vídeo con mis alumnos de segundo de ESO sobre el futuro de la educación. ¿Qué esperan ellos de la escuela? Me interesan sus respuestas. Son más importantes que las mías. Tenemos suerte, José Luis, tenemos suerte.

Kikiricabra dijo...

Fernando Justicia, sonreír y saludar. Ser agradable con los que cruzas en el camino. Sin esto...¿qué si no? No comprendo las caras amargas que te niegan el saludo. No hay excusas, pues conozco a las personas con mayor desgracia posible y cada día brindan la mejor expresión posible. Esto tiene que ver con la forma de entender el mundo.

Joselu, seguro que tu sonrisa se busca hueco hacia el exterior.

Un saludo para ambos. Gracias por vuestra presencia y aportación.

Publicar un comentario