viernes, 4 de febrero de 2011

NO HAY MÁS. EL UNIVERSO ES HUECO.

Había escrito unas líneas sobre el título de marqués otorgado por el rey al selecionador nacional de fútbol, o sobre cómo voy a traer un hijo a este país en semejantes circunstancias y algunas ideas relacionadas, pero finalmente he borrado todo. En el cielo veo ahora un cielo radiante. Confiemos en eso. Que tengan buen fin de semana.

4 comentarios:

amparito dijo...

Pues prometía...

¿Y cómo puedes educar a los hijos de otros en semejantes circustancias?
Es lo mismo. Todos estamos en el mismo barco. Traer uno más al "crucero" o al "viaje en patera" no creo que altere el orden del universo.
Pero comerse demasiado el tarro con eso quizá si...
Feliz finde

Joselu dijo...

Yo también tuve dudas antes de ser padre. Pienso que siempre y en toda época ha sido una apuesta insegura traer un niño al mundo. Este tiempo no es peor ni mejor que otros. Sólo es diferente, lleno de estupidez y también de talento, de luz y de oscuridad. Cuando mi padre estaba a punto de fallecer se preguntaba sobre el sentido de su vida y se decía que quizás sólo hubiera vivido (él que era tan orgulloso) para traer dos hijos al mundo. Todo lo demás se había desvanecido. Nadie lo recuerda. Sólo yo (y mi hermano).

laMima dijo...

Si, yo también pensaba hablar sobre el "marquesazgo" pero mejor lo dejo, que estamos disfrutando de un finde tan majo.....

Kikiricabra dijo...

Amparito, lo de comerse el tarro no es una opción que elija. El tarro es, simplemente, así. Como hipotético padre, creo que es un acto de responsabilidad medir bien las fuerzas y pensar qué vida ofrecerás al nuevo. En muchos ámbitos: médico, ambiental, ..., se escucha que seremos la primera generación en dejar para nuestros hijos algo peor que lo que nosotros encontramos. es para pensarlo.

Joselu, este tiempo sí es el peor en algunos aspectos, como digo. Por ejemplo, nuestros hijos serán los primeros con una esperanza de vida inferior a la de sus padres. Vivir para traer dos hijos al mundo expresa seguramente la mejor de las razones.

Lamima, debería haberlo incluido en las evidencias evidentes sobre el inminente apocalipsis y colapso de nuestra civilización a causa del aumento infinito de la estupidez, pero es que me daba vergüenza y dolor de tripa escribir sobre ello.

Un fuerte abrazo para los tres.

Publicar un comentario