martes, 4 de enero de 2011

HORIZONTES, ATARDECERES, SILENCIOS.



Cada día me resulta más difícil mejorar el silencio. El nuevo año parece traer pocas palabras.

Hoy, eclipse solar y la primera de las doce lunas nuevas que el dos mil once nos deparará para poder mirar hacia arriba y ver infinitas estrellas. Quizá, si aguanta la buena temperatura, será un año muy astronómico.

Que tengan buena semana.

3 comentarios:

Joselu dijo...

En silencio, pues, nos sentamos frente al fuego y miramos la danza de las llamas. ¡Qué felicidad!

Eloi BLQ dijo...

Aquí donde vivo siempre estoy rodeado de completo silencio, más las nubes no se hacen pagar caras y es una lástima, pues me gusta tanto la luna (aunque sea nueva)

Anónimo dijo...

Hola, Joselu. Me alegra sentirte animado y enérgico.

Eloy, esta luna nueva de comienzo de año ha sido un poco traidora. Eran días de eclipse, luna nueva, estrellas fugaces, y por aquí el tiempo también ha sido feo, no dejando ver nada y no dando agua apenas. Vendrán otros sucesos con mayor fortuna.

Un abrazo para ambos.
Kikiricabra.

Publicar un comentario