jueves, 20 de noviembre de 2008

VISITA A LA GRANJA.


La semana pasada los niños del colegio viajaron hasta la granja-escuela de Movera donde tuvieron contacto cercano con muchos animales y con diferentes cultivos de verduras y otras plantas. Puede que uno de los aspectos que más añoro sea precisamente el de la cercanía y el contacto de los niños y la escuela en cada momento con los animales y con la naturaleza en su sentido más amplio. Ver pasar una majestuosa águila culebrera sobre el recreo, comprobar la colosal reunión de aviones comunes previa a su viaje migratorio, las cabras en las inmediaciones, las ardillas, la participación de los niños en las faenas agrícolas de los abuelos, la colección naturalista, las colaboraciones de muchos amigos de la clase, poder tratar esa cantidad ingente de información y de motivación en las clases,...

En todo caso, la excursión comentada ahora significó una mañana estupenda de conocer, descubrir, sorprender y, también, sonreír.

8 comentarios:

elmaestrojuan dijo...

Me hubiera gustado estar ahí. Seguro que tus alumnos habrán disfrutado. Estupendas fotos.

Joselu dijo...

En tiempos viví en una granja con animales. Teníamos conejos, cabras, cerdos, gallinas... Mis hijas no conocieron esa faceta mía. Seguro que ha sido una salida que les ha gustado mucho. Un saludo.

entrenomadas dijo...

Ojalá la visita sea un acercamiento más emocional que físico al mundo animal y vegetal.
Ya sabes que pienso que el respeto y los derechos de los animales es una de las batallas de este siglo.
No quiero ser pesada con esto, pero tampoco quiero perder ni una oportunidad para decirlo.

José Luis hay un libro precioso, se supone que para niñ@s, pero también para adultos que se llama "El día que los animales hablen". Las ilustraciones son preciosas y los textos de los mejores.
Tolstoi, Serrat, Paul Mccartney Tagore...
una joya.

Por cierto, la vaca monísima, se ve que tiene espacio y vive tranquila.
Lastima que acabe en una hamburguesa con patatas.


Un kiss,

M

Anonymous dijo...

Hola Maestrojuan, hola Joselu. Tras mi periplo rural, me resulta muy curioso tener que viajar y salir de propio para acercarnos al mundo natural.

Hola Nómada M. La vaca seguramente acabará como todos nosotros, bajo tierra y comida por gusanos. La granja-escuela recibe colegios todos los días del año, así que los animales son más bien modelos para que los niños urbanos comprueben que hay vida más allá del Corte Inglés.

En todo caso, la visita de un centro de educación especial creo que se aleja absolutamente de la discusión sobre el trato a los animales, puesto que la finalidad tiene mucho que ver con la estimulación que reciben los niños en un entorno tan rico y diferente. Quiero decir que no se va para que los niños comprueben el proceso nacimiento-engorde-hamburguesa que probablemente sí se ve en otros casos.

Me acordé precisamente de ti cuando pensaba en las fotos y en el mini texto que escribí finalmente.

Tres saludos para cada uno, y un abrazo para el que lo coja.
José Luis.

David dijo...

http://blog.laopiniondemalaga.es/eladarve/2008/11/22/el-sabe-que-me-quieres/#more-483

Este post te gustará

Un saludo

David

Yolanda dijo...

En mi colegio hacemos cantidad de actividades (a muchos nos parecen demasiadas) y una de ellas es la visita a la granja con los pequeños. Siempre vuelven encantados. Alguna vez incluso han pasado la noche allí y dicen que es una experiencia inolvidable. Si no es por el colegio la mayoría de los niños no ven eso, ni un museo, ni un paseo por la nieve, ni un concierto ni una obra de teatro. Me gustan las actividades, sobre todo si están bien preparadas, pero necesitamos más tiempo, es imposible meter tanto y tan variado además de los temas de los libros en las horas lectivas que tenemos ahora. De todas maneras, bienvenidas sean en general.
Un saludo, colega.
www.unamaestrafeliz.blogspot.com

Yolanda dijo...

En mi colegio hacemos cantidad de actividades (a muchos nos parecen demasiadas) y una de ellas es la visita a la granja con los pequeños. Siempre vuelven encantados. Alguna vez incluso han pasado la noche allí y dicen que es una experiencia inolvidable. Si no es por el colegio la mayoría de los niños no ven eso, ni un museo, ni un paseo por la nieve, ni un concierto ni una obra de teatro. Me gustan las actividades, sobre todo si están bien preparadas, pero necesitamos más tiempo, es imposible meter tanto y tan variado además de los temas de los libros en las horas lectivas que tenemos ahora. De todas maneras, bienvenidas sean en general.
Un saludo, colega.
www.unamaestrafeliz.blogspot.com

Anonymous dijo...

Hola David.

Gracias de nuevo por el enlace. Es un bonito texto. Además, de casualidad he leído allí el comentario de Julio, un compañero del Matarraña y excelente maestro que hace poco también visitó Palabras Sencillas. Por cierto, en su línea, hace un comentario lleno de optimismo, esperanza e ilusión. Quién fuera maestro rural...

Yolanda, creo que este tipo de experiencias son las más importantes de la educación. Al menos, está claro que con ellas se consigue llegar a profundidades insospechadas de otro modo en la formación de los niños.

Saludos para ambos.
José Luis.

Publicar un comentario