jueves, 4 de septiembre de 2008

UNA ORUGA CON DUDAS.


Me pregunto si dudará sobre la escuela, sobre su vida, sobre el futuro, ...

Tras tres días de trabajo, la novedad aparece en casi cualquier elemento de la escuela. Ando despistado y desorientado y siento cierta angustia con origen en varias causas. De cualquier modo, estoy contento por el ambiente de trabajo e implicación que se respira en la escuela.

Lo grave radica en que las dudas y despistes se han de disipar en dos días, puesto que el lunes ya acuden los niños a la escuela. ¿A alguien más le parecen insuficientes cinco días de trabajo para organizar el curso?.

Comparto la tutoría de un aula con una compañera. Serán seis niños los que cruzarán sus vidas con la mía, a los que trataré de ayudar y los que me transformarán en otro diferente.

4 comentarios:

free sms international dijo...

ok. I found an information here that i want to look for.

laMima dijo...

Toda la suerte del mundo Jose Luis.
No tengo duda de que vais a aprender un montón unos de otros.
No dejes de contarnos cosas ¿vale?..
En cuanto a eso de preparar con una semana un curso..imagino que sabes mi opinión. Demasiada improvisación para algo tan importante: estoy segura de que todas las partes implicaadas son conscientes de eso entonces ¿por que no hay remedio?. Misterios de la vida.
Lo dicho: SUERTE

Abel dijo...

Hola amigo!!!!! Estoy convencido de que esas dudas e incertidumbres se disiparán seguro. Y sí, cinco días son muy pocospara organizar nada. A partir del lunes,con los niños ya en el aula, alguna tarde tendremos que destinar a seguir organizando nuestro pequeño segundo hogar.
Hoy he estado en el CRIET yte he sentido por allá, dando consejos a los niños, charlando con ellos, calmando llantos, echando risas, hablando en inglés...
El Matarraña está precioso y los atardeceres son insuperables. Ya sabes donde tienes tu casa. Te espero por Valderrobres.
Besos y abrazos,señrmaestro.
SALUDos.

Anonymous dijo...

Gracias Lamima, gracias Abel.

La novedad enorme me ha cogido por sorpresa y con un poco de susto. Todo será empezar.

Abel,disfrutas esos atardeceres, creo que por ahí va la esencia de la buena vida. Aquí no veo atardeceres, no hay sol ni luna, sólo farolas y farolas llenas de oscuridad.

Un abrazo para cada uno.
José Luis.

Publicar un comentario