jueves, 13 de septiembre de 2007

UNA FOTO PENDIENTE.

Una foto estaba pendiente del día en que me referí a los artesanos, los alfareros, los tenderos, ..., los trabajadores de lo pequeño, lo cercano, lo personal. Frente a ellos está el Gran Centro Comercial (el de los rótulos gigantes, las necesidades satisfechas, las sensaciones artificiales de lluvia y de sol) donde Marcial trabajará como vigilante de seguridad, lo que que supondrá el final de una forma de vida, y de la vida, quizá.

7 comentarios:

lamima dijo...

Pues mira que yo aún confío en que un dia el mundo se de la vuelta...nunca se sabe.

reikiaduo dijo...

Como sabes, una de las aplicaciones más obvias de entender la imposición de manos como una realidad en el hombre, es entender el "efecto artesano"

Es esa vasija de cerámica no tan perfecta como una buena cerámica industrial, y mucho mas cara que aquella; y que sin embargo, sorprendentemente ¿o no?, es preferida por el consumidor ¿por qué?

Mientras el artesano la trabajaba y aun de forma perfectamente inconsciente (por falta de información), algo del placer que sentía en su creación quedaba en esa arcilla. Y quien dice cerámica dice...

Anonymous dijo...

Lamima, me encanta, y sorprende, que no todos veáis la misma negrura que yo.

Reikiaduo, ese mundo que pretendía nombrar minimamente, el de lo pequeño, está en el mismo peligro de extinción que tantas otras cosas. Las referencias que he puesto son de La Caverna, de José Saramago, donde se refleja con maestría esta lenta agonía frente al CENTRO COMERCIAL y lo que él representa. Son muchas las razones por las que prefiero la vasija del alfarero.

Un saludo, y gracias por vuestra visita.
José Luis.

Anonymous dijo...

Ese artesano... da un miedo con semejante cuchilla encima del mostrador... que no sé si no prefiero la sana carne en bandejas del centro comercial...

Anonymous dijo...

Después de 40 años con una de esas, muchas chuletas ha tenido que partir, ahora ya esa cuchilla se maneja com si fuera un palillo.

Me rio yo de la "sana" carne en bandejas...

PAblo
http://azortundra.sekano.org

Jorge dijo...

El carnicero es de la famila?

Anonymous dijo...

Sí, se puede decir que es de la familia.

Lo de la carne en bandejas es como los platos y vasijas de plástico del CENTRO COMERCIAL. Al final no pasa nada. El alfarero tira su mercancia dentro de la pequeña cueva, apura sus últimas opciones con la enfermera, el esquimal, ..., y finalmente dedica su vida a pasear. En todo caso, mejor no comas esa carne.

Un saludo.
José Luis.

Publicar un comentario