martes, 24 de julio de 2007

ZARAGOZA CRECE. ZARAGOZA PROGRESA. QUÉ BIEN.





Mis hijos ya no conocerán el Ebro.

Menos mal que el monumento, unas pobrecicas piedras enjauladas junto a una fuente que no para de tirar agua para recordar lo de la sostenibilidad, hace que uno conserve la confianza en los que nos gobiernan y nos dirigen por los senderos del desarrollo.

Penúltimo aviso para los que quieran echarse al monte.

6 comentarios:

Anonymous dijo...

Por cierto, la fuente no es la que aparece en primer plano, sino que es otra que no aparece en la imagen, con un montón de surtidores, y cuya agua acaba, en gran medida, en el hormigón anexo o en los jardines (viento le llaman), por lo que las pérdidas diarias son como para que luego nos recuerden que debemos cerrar el grifo al cepillarnos los dientes.

Fariseos, que dice Emilio, el otro de las Palabras Sencillas.

inde dijo...

No me jodas que esa caca es un monumento al Ebro...

Al Ebro que nos van a dejar, o qué; justamente así, enjaulado, enladrillado, canalizado, entubado...

En una palabra, jodido.

Y no hemos hecho más que empezar...

(Por cierto, ya he entrado a los enlaces que me propones de 'barrakuda'. No los comento ahora por no seguir soltando tacos. Pero lo del Puente de Piedra es como para irnos al monte, sí... ¡a cargarnos de bazookas y volver!)

lamima dijo...

¿Al monte?...si hay que ir se va. Por supuesto.

Anonymous dijo...

Lamima, no lo digas tan claro, que me falta un pelo para coger cuatro cosas y meterme en una cueva. Y bajar a la urbe de ciento a viento sólo para lanzar cuatro pedradas a unos cuantos (sitios y personas).

Julia dijo...

y ¿por qué no lo haces?; ¿por qué no coges tus cosas y te vas al monte?, eso sí de vez en cuando a un ciber para no dejarnos colgados con tu fascinante blog.
Saludos Julia.

Anonymous dijo...

Vaya, me queréis ver realmenete en el monte.

No sé si muy pronto, o un poco tarde, o quizá ya en forma de ceniza, pero, sin lugar a dudas, allí he de estar.

Cuando baje para lo de las piedras ya entraré un ratico al ciber. Mientras haya lectoras tan amables, no habrá otro remedio.

Gracias por el adjetivo "fascinante". Estoy leyendo un libro en el que los científicos suelen emplear esta palabra con gran frecuencia, y me gusta como suena.

Saludos.

Publicar un comentario